En Utopick ponemos nuestras manos y el corazón en cada grano por eso nos acercamos alproductor desde su cosecha y trabajamos de forma respetuosa al cacao, sin añadirle aditivos. 

 

Cada cosecha tiene unas características aromáticas y gustativas muy precisas, por eso seleccionamos el origen de cada grano y es en el proceso cuando mantenemos aún más ese aroma y finura de cada semilla.

 

Existe un universo de matices por descubrir en cada variedad de cacao: acaramelados, afrutados, cítricos… En la selección de estas semillas está la magia y la identidad del chocolate. Con nuestro proceso desde el grano a la tableta (bean to bar) conseguimos poner en valor este regalo de la naturaleza del que somos verdaderos devotos.

Un proceso desde la semilla,
la cosecha y la persona que lo trabaja

  • a

  • 1

    Elegimos la región de la cosecha de cacao, 

    no todas las variedades genéticas nos

    permiten hacer un gran chocolate.

    Buscamos  los matices adecuados para

    nuestros chocolates, la variedad de cacao

    y el origen de la misma es muy importante.

  • 2

    Como en el vino, cada cosecha de cacao tiene 

    sus características particulares y depende de 

    factores climáticos. Tan sólo recolectar la fruta 

    en el momento de maduración idóneo es todo 

    un reto. Por eso, sólo la experiencia y el saber 

    hacer de agricultores preparados, nos ayuda a 

    recolectar las mazorcas en un momento de 

    maduración óptima. Después, se extraen los 

    granos (beans) y se fermentan, almacenándolos 

    en cajones durante al menos una semana,

    volteándolos cuidadosamente cada día para 

    que liberen todos sus aromas.

  • 3

    Selección de agricultores, buscamos los mejores 

    y más capacitados teniendo en cuenta 

    nuestra exigencia por un producto perfecto. 

    Nuestra compra gira en torno al Transparent 

    Trade, con lo que nos asegurarnos un trato 

    entre iguales con nuestros agricultores 

    manteniendo una transparencia en el coste 

    y cobro del agricultor (digamos que él 

    decide su precio…).

  • 4

    Realizamos diferentes pruebas con las semillas, 

    hasta conseguir el resultado que buscamos.

  • 5

    Pasamos al proceso de tostado, pelado y
    ventilado (cracking and winnowing). Tostamos
    las semillas controlando y tiempo, temperatura
    (100º-130ºC) para conseguir que rebelen todos
    sus aromas. A continuación los trituramos y
    mediante un proceso de aventado (utilizando
    aire) separamos la cáscara del “nib” con el que
    elaboraremos el chocolate.

  • 6

    Molemos el “nib” para lograr el zumo (licor) de
    cacao en una máquina de molturado que es
    donde se cocina el chocolate, controlando la
    temperatura, presión y tiempo.

  • 7

    Es en este momento, donde añadimos los
    ingredientes: azúcar, manteca de cacao, otros…
    aquí es cuando logramos controlar el porcentaje
    de cacao con respecto al resto de ingredientes.

  • 8

    Para poder lograr nuestras texturas preferidas
    procedemos al conchado, aplicando calor para
    también rebajar o suavizar la potencia del
    cacao si lo deseamos.

  • 9

    Una de las partes más importantes es la de
    atemperado y moldeado, ya que, debe de
    hacerse correctamente para que el chocolate
    continúe mezclado una vez se enfríe, sea
    crujiente y brillante cuando llegue a ti.

  • 10

    Para terminar con un proceso muy mimado,
    culminamos vistiendo nuestras tabletas con el
    packaging a mano, dejándolas bien
    identificadas, listas para viajar a cualquier parte
    del mundo.

Un proceso desde la semilla,
la cosecha y la persona que lo trabaja

1

Elegimos la región de la cosecha de cacao, no todas las variedades genéticas nos permiten hacer un gran chocolate. Buscamos los matices adecuados para nuestros chocolates, la variedad de cacao y el origen de la misma es muy importante.

2

Como en el vino, cada cosecha de cacao tiene sus características particulares y depende de factores climáticos. Tan sólo recolectar la fruta en el momento de maduración idóneo es todo un reto. Por eso, sólo la experiencia y el saber hacer de agricultores preparados, nos ayuda a recolectar las mazorcas en un momento de maduración óptima. Después, se extraen los granos (beans) y se fermentan, almacenándolos en cajones durante al menos una semana, volteándolos cuidadosamente cada día para que liberen todos sus aromas.

3

Selección de agricultores, buscamos los mejores y más capacitados teniendo en cuenta nuestra exigencia por un producto perfecto. Nuestra compra gira en torno al Transparent Trade, con lo que nos asegurarnos un trato entre iguales con nuestros agricultores manteniendo una transparencia en el coste y cobro del agricultor (digamos que el decide su precio..)

4

Realizamos diferentes pruebas con las semillas, hasta conseguir el resultado que buscamos.

5

Pasamos al proceso de tostado, pelado y ventilado (cracking and winnowing). Tostamos las semillas controlando tiempo y temperatura (100º-130ºC) para conseguir que rebelen todos sus aromas. A continuación los trituramos y mediante un proceso de aventado (utilizando aire) separamos la cáscara del “nib” con el que elaboraremos el chocolate.

6

Molemos el “nib” para lograr el zumo(licor) de cacao en una máquina de molturado que es donde se cocina el chocolate, controlando la temperatura, presión y tiempo.

7

Es en este momento, donde añadimos los ingredientes: azúcar, manteca de cacao, otros… aquí es cuando logramos controlar el porcentaje de cacao con respecto al resto de ingredientes.

8

Para poder lograr nuestras texturas preferidas procedemos al conchado, aplicando calor para también rebajar o suavizar la potencia del cacao si lo deseamos.

9

Una de las partes más importantes es la de atemperado y moldeado, ya que, debe de hacerse correctamente para que el chocolate continúe mezclado una vez se enfríe, sea crujiente y brillante cuando llegue a ti.

10

Para terminar con un proceso muy mimado, culminamos vistiendo nuestras tabletas con el packaging a mano, dejándolas bien identificadas, listas para viajar a cualquier parte del mundo.

Ahora conoce nuestros Bean to bar